• ES
  • EN
  • POR

Siempre que llueve: Perramus

Nuestra / Revista N°12 / Por Marysol Antón

Sinónimo de impermeables, Perramus ha elaborado un exitoso plan de expansión que incluyó la apertura de locales y colecciones cada vez más diversas.

Es una de esas marcas que se heredan. Tu abuela usaba un abrigo que te encantaba, tu mamá tenía otro y, entonces, cuando cobraste tu primer sueldo no lo dudaste: fuiste al local Perramus y te compraste ese primer saco, de tela suave y con un cinturón que daba el toque final para marcar la cintura de un modo muy femenino. Ese es el imaginario popular que los argentinos tenemos de Perramus, firma que ha ganado fama gracias a la calidad de los impermeables y los abrigos que fueron desde siempre los protagonistas de sus colecciones, aunque actualmente la empresa va mucho más allá.

Con una alta impronta familiar, Perramus ha elaborado un estratégico plan de ampliación al que denominaron “Perramus 2020”, que demuestra su gran apuesta a la industria nacional. “En 2005, después de haber generado un amplio desarrollo, quisimos darle más visibilidad a la firma. Para eso, primero reformamos el tradicional local de Sarmiento y Maipú. Ese fue el puntapié de expansión que hoy se nota en el mercado. Fue un plan a largo plazo para transformar a Perramus, no solo en una especialista en abrigos, sino en una marca de total look. Como parte del movimiento, en estos años concretamos 14 locales (mitad propios y mitad franquiciados), y estamos presentes en todo el país en tiendas multimarcas”, asegura Diego Meischenguiser, nieto del fundador de la compañía.

El último paso de la expansión de la marca incluyó la apertura de un local en el nuevo shopping de Mar del Plata, una movida que requirió unos $2,5 millones de pesos de inversión, incluyendo la ambientación del local y la producción de prendas. “Mar del Plata es un punto estratégico para cualquier marca de prestigio como la nuestra. Representa una vidriera para todo el país. A su vez, este shopping es un proyecto muy interesante ya que será un polo de atracción, no solo para los marplatenses, sino también para las personas de ciudades aledañas”, añade Meischenguiser.

Más de 90 años

Nacida en 1922, Perramus está desde siempre aliada al buen vestir y al estar abrigados. Es que todos pensamos en ellos cuando queremos salir elegantes un día de lluvia. “En los locales vendemos más prendas de abrigo que camisas, ecuación que se da a la inversa en otras marcas de indumentaria. Entonces, el beneficio es que estamos aliados, y liderando un rubro y una categoría en la que somos rentables y eficientes, y eso es pura fortaleza. La debilidad es que estamos atados al factor climático”, analiza el heredero.

Uno de los hitos que Perramus puede contar como parte de su historia es la puesta en marcha de su nueva planta, que ya tiene dos años funcionando a pleno. “Nos ampliamos de 800 a 3000 metros cuadrados, detalle que nos permitió crecer en producción y poder hacernos fuertes en nuevas colecciones como la de PerramusKids, o poder proveer con más prendas a nuestro local en Punta del Este, Uruguay, el primero que abrimos fuera del país”, explica el empresario, quien añade que, entre sus planes, Brasil es una meta para 2016.

Apostando siempre a crecer, esta empresa familiar va por más y no se detiene, pues asegura que el mercado así se lo permite. “Este año logramos crecer un 10% más en cuanto a prendas vendidas, con respecto a 2014. Y las perspectivas siguen siendo buenas para el 2016”, resume optimista Meischenguiser.

+ Info: www.perramus.com.ar